Enzo Langer - Mercado inmobiliario

Estamos en momentos donde la economía llama a apretarse el cinturón y, de ser posible, evitar las deudas. Por ello, uno de los sectores que se ve más afectados es el sector inmobiliario, puesto que las condiciones comerciales para concretar el “sueño de la casa propia” tienen relación a una serie de factores que se multiplican, considerando la extensión de los créditos hipotecarios.

Uno de los hechos que verifican este escenario son los magros resultados de la compra y venta de propiedades, operaciones que han presentado disímiles resultados en el último período. Es por eso que revisamos el sitio web de Enzo Langer, un experto y conocedor del mercado inmobiliario y quisimos compartir su punto de vista.

Para Gabriel Soria, gerente general de Gestión Inmobiliaria Propiedades, el escenario es complejo para los negocios inmobiliarios a largo plazo pues “es un tema que veo cada día en mi oficina, la gente no quiere arriesgarse porque un hipotecario es un compromiso que en promedio dura veinte o treinta años”.

Soria explica que “principalmente ha disminuido la venta de viviendas, porque la gente está más dubitativa por la situación laboral”, y pone como ejemplo que “antes los clientes estaban dispuestos a asumir riesgos dado que tenían la seguridad de sus trabajos y se atrevían a tomar inversiones de mediano y largo plazo a través de créditos hipotecarios”.

 “La gente hoy está más dispuesta a tomar arriendos más que comprar una vivienda a excepción que las condiciones comerciales sean muy favorables. Esta situación, salvo ciertos sectores socioeconómicos, es una tendencia en el mercado”, declara el gerente de la oficina de corretaje de propiedades.

De esta manera los números son a favor de los arriendos y en palabras de Gabriel Soria, los resultados de su corredora de propiedades se traducen en que “los porcentajes que nosotros manejamos en la relación arriendo-compra se traduce en un 70 % versus un 30 %”.

Enzo Langer comenta también respecto a cómo se puede proyectar el desarrollo del negocio inmobiliario durante este 2017, Soria cree que comienzan a darse señales para, primero, para que los posibles clientes asuman el riesgo.

“Desde mi punto de vista y en base a los mensajes que ha enviado el Banco Central en relación a la baja de las tasas de interés, que hoy los bancos ya la están aplicando en los créditos hipotecarios, es un llamado potente a que los clientes inviertan a largo plazo y que no piensen en los factores externos que restringen alguna compra”, sostiene el ejecutivo.

Un claro ejemplo para Soria son las ofertas que pone en el mercado el Banco Estado, que por cierto impulsan al resto de la plaza, cuando sostiene que “el hipotecazo que está por lanzar el Banco Estado es una invitación a que los clientes tomen créditos hipotecarios, donde los clientes de los segmentos medios han sido los principales beneficiados de estas ofertas. Además son el sector socioeconómico que más espera este tipo de ofertas”.

En los últimos diez años, contando terremoto de por medio, las cifras han sido relativamente positivas. De hecho entre 2013 y 2014 se verificaron ventas que promedian las sesenta mil unidades según datos de la Cámara Chilena de la Construcción.

Para retomar esos niveles, Soria sostiene que “para retomar los niveles de ventas del período 2013-2014 tienen exclusiva relación con el entorno económico, que es fundamental para que la gente asuma riesgos. Uno tiene un termómetro en este negocio, porque cuando uno ofrece la posibilidad de una compra de vivienda en su mayoría los clientes argumentan respecto de la situación laboral”.

Finalmente, el gerente general de Gestión Inmobiliaria Propiedades sostiene que “Cuando la economía se reactiva, los clientes sienten una estabilidad económica es un factor vital para que la gente quiera invertir”.

Fuente: Sitio web: Enzo Langer

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here