Categorías
Arquitectura

Descubre cómo implementar la filosofía Ikigai en tu hogar

¿Has escuchado algo acerca de la filosofía «Ikigai«? Dicen que los que la practican viven más años y además, más felices. El término tiene su origen en la cultura nipona y significa «la razón de ser». Se trata de buscar aquello que es una razón vital para vivir, eso en lo que somos buenos y qué nos haría realmente felices. Para eso, los japoneses han creado algunos consejos muy útiles que nos ayudarán a desarrollar y encontrar nuestro propio «Ikigai«, y eso pasa por cosas tan sencillas como disfrutar de cada instante, ser pacientes y rodearnos de la gente que nos quiere. Si quieres descubrir algunas de las recomendaciones Ikigai que podemos implementar en nuestro hogar, sigue leyendo.

1. Rodearnos de personas que nos quieren

La forma más óptima de lograr ser felices y de conseguir nuestros propósitos es rodearnos de personas que nos quieren, que nos valoran y que nos apoyan. La filosofía del Ikigai nos incentiva a apartarnos de la gente tóxica o negativa. En su lugar, debemos rodearnos de amigos, familiares, hijos… En definitiva, personas que suponen un apoyo incondicional y que nos hacen felices. Solo así conseguiremos alcanzar nuestras metas más fácilmente. Por eso, un living grande que invite a disfrutar de la compañía de nuestros amigos, de ver películas con nuestros hijos, de tirarnos a jugar con ellos, de ponernos coquetos con nuestras parejas en la intimidad que proporcionan nuestras cortinas duo y de un sillón enorme donde las cosquillas y la diversión están aseguradas.

salón nórdico

2. Detenerse y tomarse las cosas con más calma

La filosofía Ikigai promueve la idea de vivir de manera más tranquila, sin mucho ajetreo. Es verdad que el día a día nos come, nos estresa y nos obliga a ir corriendo a todos lados. Muchas veces no encontramos ni tiempo para nosotros. Pues ahí entra esta filosofía nipona que asegura que dedicar un poquito de tiempo al día a cuidarnos hará que nuestra vida sea más plena y feliz. Deporte, comida sana o un baño con espuma de vez en cuando pueden ser suficientes para que el día termine con una sonrisa.

baño con bañera

3. El contacto con la naturaleza es clave

Porque estar en contacto con elementos de la naturaleza hace que nos llenemos de energía y eso nos hace tener más fuerza y mejor actitud para afrontar el día a día. Dar un paseo, salir de vez en cuando al campo y hacer deporte al aire libre, o usar la bicicleta, pueden ser prácticas que modifiquen nuestro día a día. En la casa, si tienes lugar, aprovecha la terraza para decorarla con plantas, flores y disfrutar de este espacio cada día: o desayunando, o leyendo el diario…

contacto con la naturaleza

4. Céntrate en los pequeños detalles

A veces no tenemos demasiado tiempo y con el apuro no cuidamos los detalles. Esta filosofía de Ikigai dice que que cuando hacemos las cosas bien hechas, la satisfacción conseguida es superior y por ende, estaremos mucho más cerca de ser felices. Si estás preparando una comida familiar o con amigos, dedícale el tiempo necesario. Deja de hacer otras cosas y céntrate en la comida y en la decoración de la mesa. Tus amigos sabrán apreciar el cariño con el que has preparado todo y eso te hará sentir muy bien.

cocina estilo provenzal

5. Decora tu casa y mantente activo

Por muy mal que te vayan las cosas, no debes decaer. A veces, la vida nos pone por delante situaciones difíciles de gestionar, a veces muy difíciles. Y no para todo el mundo la vida es igual de dulce, pero el que lucha es el que gana y hay que intentar sobreponerse y no tirar la toalla nunca. Por eso, si te gusta la decoración y tienes algún mueble al que le tengas mucho cariño pero está totalmente destrozado, ¡acepta el reto de restaurarlo! Una forma genial de hacerlo es recuperando lo que está dañado y pintándolo de nuevo. Cuando veas el resultado, te sentirás genial.

Puedes revisar más de estos increíbles consejos para el hogar en Habitissimo.

Mueble decorativo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.